BOAL (BUAL), según la toponimia, significa terrenos destinados al pasto del ganado vacuno. Es una pequeña villa ubicada en el occidente del Principado de Asturias, rodeada de montañas medio-bajas, destacando las alturas de Penacaros y las sierras de Penouta y la Bobia. Están regadas sus tierras por el río Navia al que vierten sus aguas el rio Urubio y los arroyos Muñón, El Péndia, El Penácaros, El Langrabe, As Pontes, Lendiglesia y Ospicadei.

Limita con los concejos de El Franco y Coaña por el Norte, al Sur con Illano, al Este con Villayón y al Oeste con Castropol.

 

Sus principales fuentes de ingresos son la agricultura, la ganadería y, especialmente, la apicultura que en los últimos años ha adquirido un gran auge. Se puede considerar a Boal como la capital de la miel de Asturias, celebrándose anualmente la Feria de la Miel en la primera semana de noviembre. En su Concejo se hallan ubicados los embalses de Arbón y Doiras.

La actividad comercial, si bien está sintiendo un retroceso, es compensada por el auge que poco a poco va adquiriendo el sector turístico, ya que Boal oferta a sus visitantes un paisaje idílico, un servicio de restauración típico y exquisito, donde podemos destacar los potes de rabizas, la venera, el requesón y todos los postres derivados de la miel. Una hostelería altamente profesionalizada, con un encantador trato personal, así como una oferta de alojamientos que van desde las casas rurales a los hostales y  hoteles que ofertan decenas de plazas de alojamiento.

 

Sus fiestas populares mantienen el encanto de la tradicional y familiar celebración asturiana conservadas, principalmente, por el fuerte apego que sus gentes tienen a la tradición. Destacamos las procesiones de Semana Santa y la rodadura de los pendones; El Corpus, con una espectacular exhibición de alfombras florales y su procesión, y finalmente las fiestas de Santiago Apóstol con la Jira campestre, organizadas por la asociación AFEBO.

 

Son típicos también los mercados quincenales que se celebran el primer y tercer lunes de cada mes, así como el Mercado Tradicional que se celebra la segunda quincena del mes de julio, vísperas del inicio de las fiestas patronales.

 

Las Ferias de Ganado de San Fernando y San Isidro son otro factor económico a tener en cuenta, ya que en las mismas son innumerables las transacciones de compraventa de ganado, a las que acuden ganaderos no sólo de Asturias sino -incluso- de Galicia, León y Cantabria.

 

Las antiguas escuelas rurales, construidas por la iniciativa de Los Naturales del Concejo de Boal en la Habana en colaboración con los vecinos, durante décadas fueron la respuesta del deseo de superación cultural de los boaleses; tal es así y a modo de ejemplo que los mozos de Boal en quintas, cuando iban a tallarse, eran los únicos con una alfabetización del cien por cien. En la actualidad, numerosas de ellas (escuelas), sirven para dar cobijo a diversas asociaciones culturales y recreativas existentes en el concejo y cuatro de ellas, totalmente rehabilitadas, albergan en su seno los Centros de Interpretación  de la Apicultura (Los Mazos), de la Emigración e Instrucción Pública (San Luis) del Hierro (Rozadas) y la recién inaugurada en  Vega de Ouria que en un futuro será el Centro de Interpretación del Oro.

 

Una extensa red de carreteras permite una fácil comunicación con Boal. Destaca la carretera comarcal AS 12 que une Navia con Grandas de Salime partiendo de la autovía A 66, la comarcal que une Luarca con Villayón y Boal, la comarca que une Boal con Vegadeo, Tapia y la Caridad y, por último, una ruta pintoresca que desde el Gumio (Boal) nos lleva a Taramundi, Pontenova, Vegadeo y Los Oscos.

 

La oferta cultural, social y deportiva es muy llamativa por el número de asociaciones existentes en el concejo, entre las que destacamos, el Boal Club de Futbol, (ascendido recientemente a Regional Preferente), el Boal Futbol Sala, en Primera Regional Preferente, la Peña Bolística de LLaviada y las escuderías de Boal y Castrillón organizadoras de rallyes de gran prestigio, dentro del campo deportivo. En el campo cultural destaca Forum Boal 3000, organizadora de los Mercados Tradicionales, de las Alfombras de Corpus (entre otras actividades). Dos coros, el Villa de Boal y La Colmena, y el Grupo Mezá son la oferta musical de la villa a las que hay sumar otras asociaciones culturales como son el Penedo Aballón, Fondello, Vega de Ouria y Rozadas.

 

La orografía del Concejo de Boal permite la existencia de dos embalses productores de energía eléctrica, que además de recursos económicos, permiten una amplia actividad deportiva en aspectos como la pesca, el piragüismo, la natación, etc. También existe una amplia red de senderos para la práctica del montañismo, las rutas a caballo y en montain-bike que son otro reclamo para el visitante.

 

Quienes vengan al Concejo de Boal pueden disfrutar, además de un paisaje natural extraordinario, de un importante patrimonio cultural representado en sus numerosas capillas, iglesias, fuentes y lavaderos, así como de las magníficas casas de indianos que dan la bienvenida a los visitantes de la villa, sin olvidar las Escuelas Graduadas, seña de identidad del concejo y ejemplo de compromiso de los emigrantes boaleses con la tierra que los vio nacer.

 

Boal cuenta en la actualidad con el que se puede considerar el mejor conjunto escultórico dedicado a la emigración asturiana, y en especial, a los Naturales del Concejo de Boal en La Habana, como agradecimiento del pueblo de Boal a sus emigrantes, obra llevada a cabo por el escultor moscón, D. Amado González Hevia “Favila”, quién desarrolló de forma totalmente altruista tan importante obra a petición de las familias Sanzo-Ron (Boal) y Fernandez-Arias (Grado) de quienes partió la iniciativa, contando con el inestimable apoyo ciudadano canalizado por la Asociación Forum Boal 3000 presidida por Doña Amparo Díaz Fernández y Doña Gloria López Téllez y el Ayuntamiento de Boal con su Corporación Municipal presidida por D. José Antonio Barrientos.

 

Las cualidades del  Concejo de Boal y su movimiento asociativo y vecinal, aquí mencionados, han sido la base para su presentación al premio Príncipe de Asturias al Pueblo Ejemplar, habiendo quedando finalista por un mínimo número de votos.

 

En esta página web les doy a conocer una pequeña muestra de los encantos de este bonito concejo.

 

Nando Fernández Arias